Jose del Valle alumno de la primera promoción en Ryanair

Nos encanta volver a contactar con antiguos alumnos, saber cómo les va e ilusionarnos con ellos en sus logros y nuevas metas.

Esta vez traemos a un alumno de la primera promoción de ATPL integrado que se presenta para contarnos su historia.

“Mi nombre es Jose Manuel Del Valle Riba, tengo 21 años, actualmente resido en Barcelona aunque la mayor parte de mi vida la he pasado en Sant Sadurní d'Anoia.

En el colegio Sant Josep de la misma localidad fue donde cursé mis estudios hasta finalizar bachillerato en la rama científico-tecnológica y justo después de realizar mi examen de selectividad me mudé a Barcelona para empezar el curso de piloto”.

¿Por qué decidiste ser piloto?

“La verdad es que nunca me había planteado la posibilidad de ser piloto. Todo empezó cuando una chica de mi misma clase en el colegio se interesó sobre el tema. Íbamos a la misma academia de inglés y allí fue cuando le pregunté si me podía pasar un poco de información.

Tenía unos 16 años en ese momento. A partir de ahí todo mi interés fue en aumento a un ritmo exponencial, me informé sobre todas las opciones que tenía, cómo podía ponerme en contacto con las escuelas y universidades que cursaban los cursos de piloto, métodos de financiación, salidas profesionales, todo.”

¿Por qué Dream Flyers?

Decidí que fuese Dream Flyers después de haber decidido que sería en España donde haría el curso.

En ese momento empecé a concertar visitas a los diferentes centros cerca de Barcelona que ofrecían el curso. Primero visité un centro en Reus dónde se me ofrecía la opción de cursar el grado de gestión aeronáutica además del de piloto en 4 años. Las instalaciones me convencieron mucho y parecía una escuela seria.

La siguiente escuela fue Dream flyers, nos atendió a mi padre y a mí Carlos de Uña, CEO de la escuela, las instalaciones en Barcelona ciudad, la necesidad de solo transportarse al aeródromo de Sabadell para volar, la competitividad de sus precios, la mitad de precio que la escuela en Reus y en la mitad de tiempo, nos convenció.

¿Cómo fue tu paso por el centro?

Recuerdo con mucho cariño los poco más de 2 años que pase en la escuela. Lo mejor los instructores. Dedicados, siempre dispuestos a ayudar e intentar hacer las clases amenas, tarea a veces complicada.

Allí también hice muy buenos amigos de diferentes países, especialmente un chico holandés con el que aún mantengo una estrecha amistad. La variedad de la aeronaves me hizo también decantarme por Dream Flyers. La Piper PA-28, Piper Arrow y la bimotor Piper Seneca son unos excelentes aviones.

Háblanos sobre tu nueva situación laboral

Aún no me puedo creer lo que he conseguido. El proceso de selección es muy estricto y complicado.

Me preparé para la entrevista lo máximo que pude e intente llegar lo mejor preparado posible. Intenté mantenerme relajado y concentrado durante la preparación y sobretodo el día antes, pero no es sencillo ya que solo el mero hecho de tener que desplazarte a Dublín para realizar la entrevista ya le da un aura de gran trabajo a algo que ya de por sí es increíble.

Este es un paso gigante en mi carrera, es de la única manera en que lo puedo ver. No es fácil encontrar el primer trabajo en este mundo y cuando lo consigues sientes que todo ha valido la pena y que ahora ya sí que sí vas a despegar profesionalmente.

¿Futuras metas?

Aún es muy pronto para hablar de nuevas metas, de momento acabar el type rating satisfactoriamente y en unos años, porqué no, ser capitán del Boeing 737-800NG con Ryanair. Pero lo más importante cómo siempre es estar rodeando de las personas importantes para uno mismo.

“Muchas gracias por la entrevista y por considerarme la persona adecuada para responder.”

Gracias a ti, te deseamos lo mejor en esta nueva etapa